16 noviembre 2006

Constituyente: se prolonga la pulseta por sistema de votación

Los asambleístas de Unidad Nacional (UN) se declararon anoche en huelga de hambre para presionar al plenario de la Asamblea a no aprobar los dos tercios como su sistema para aprobar la nueva Constitución. A la medida, pueden plegarse representantes del MNR y Camino Al Cambio, quienes están en vigilia permanente y no abandonarán el hemiciclo del teatro Gran Mariscal hasta que el MAS retroceda en su intención de aprobar gran parte de la nueva Carta Magna por mayoría absoluta.

Podemos tampoco se quedará quieto, como coincidieron Gamal Serhan y Jorge Ávila, asambleístas de esa alianza política. No entrarán en huelga de hambre, pero bajarán a las regiones y pedirán a ocho comités cívicos y seis prefectos que están de acuerdo con los dos tercios que se pronuncien y se movilicen "para defender la legalidad de la Asamblea", dijo Ávila.

Consultado al respecto, Germán Antelo, presidente del Comité pro Santa Cruz, expresó su rechazo "a la violación de la ley de convocatoria hecha por el MAS", anunció para hoy a las 10:00 una reunión de directorio en la que se tomarán medidas de presión y expresó su solidaridad "con todos los asambleístas que defienden los dos tercios".

"Hemos llegado a esta medida extrema porque creemos que la democracia está en peligro, que la unidad del país está en riesgo y todos los derechos de los bolivianos están en riesgo de ser violados", dijo Samuel Doria Medina (UN).

Para el masista Carlos Romero, Doria Medina es también culpable de que hoy esté entrando en huelga de hambre, ya que al final de las negociaciones ayudó a polarizar las posiciones. También lamentó la decisión de Podemos de acudir a las regiones y advirtió sobre el peligro de llevar a la Asamblea y al país a una nueva crisis.

Desorden

La sesión se instaló anoche a las 20:37 para intentar aprobar su sistema de votación en medio de gritos banderas y pancartas que intentaban inclinar la balanza a favor de uno y de otro lado.

Durante todo el día de ayer, los jefes de bancada y la directiva intentaron consensuar una sola redacción para evitar que el debate se extienda por días. Al no llegar a un acuerdo, se inscribió una lista de oradores en la que figuran 119 asambleístas, lo que garantiza 19 horas y 50 minutos de discursos. Al no haber en el reglamento transitorio sesiones por tiempo y materia, a la Asamblea le tomaría al menos cuatro sesiones aprobar el artículo 71 de su reglamento: aquel que define cómo se votará la nueva Constitución Política del Estado.

Sin embargo, en sesiones con largas listas de oradores, el MAS ya ha impuesto la votación directa, sin dar la palabra a todos los inscritos y la oposición teme que vuelva a imponer su fórmula.

Instructivo

Durante toda la jornada de ayer el MAS peleó en dos frentes: el interno y el externo. Por un lado intentó convencer a todos los asambleístas elegidos bajo su bandera que su propuesta (ver todos los planteamientos en el recuadro) era la mejor y por otro, advertía a la oposición que se sumara a su planteamiento porque igual lo iban a aprobar. Al final, sólo triunfó en uno de ellos: logró imponer al interior de su bancada una propuesta que, según algunos masistas, llegó por fax desde La Paz y es más confusa que la redactada al interior de la bancada.

En el frente externo, nuevamente se quedó sólo con el apoyo del MBL y del orureño Juan Subieta del Mcsfa. El resto de los partidos y agrupaciones, aunque con variaciones se opuso a la propuesta oficialista y se alineó para defender los dos tercios como sistema de votos.

Con ello, en lugar de unir al resto de los asambleístas, causó un desbande y generó tres bloques en la oposición.

Asambleístas de UN se declaran en huelga

La bancada constituyente de Unidad Nacional (UN) decidió anoche declararse en huelga de hambre ante la imposibilidad de hallar un acuerdo sobre la modalidad de votación, un hecho que -en su criterio- podría dar un golpe mortal al proceso de la Asamblea Constituyente.

"Para que no matemos a la Asamblea Constituyente y que las decisiones puedan ser de consenso, decisiones por dos tercios. Hemos decidido tomar esta extrema medida porque consideramos que la democracia está en peligro en nuestro país", afirmó el jefe del UN, Samuel Doria Medina cuando hizo su alocución en el plenario constituyente cerca de las 22:00 de ayer.

Doria Medina argumentó sobre la necesidad de respetar la Ley de Convocatoria y la Constitución Política del Estado, además de evitar en la Asamblea el "ajuste de cuentas" o el revanchismo de parte de los partidos, puesto que la nueva Constitución precisa ser redactada con la participación de todas las fuerzas políticas presentes en la Constituyente y no solamente por el Movimiento Al Socialismo (MAS).

La decisión de Unidad Nacional provocó distintas reacciones en el plenario de la Constituyente, donde algunos constituyentes del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) y Poder Democrático Social (Podemos) no descartaron adherirse a la huelga de hambre en el hemiciclo del Teatro Gran Mariscal.

Por su parte, constituyentes de agrupaciones de izquierda criticaron la decisión de UN a la que restaron seriedad e insinuaron que es un simple golpe de efecto.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...