29 septiembre 2006

El plazo se acorta y el MAS no logra pactos con la oposición

El Movimiento Al Socialismo (MAS) quiere unir al bloque de fuerzas minoritarias y a Unidad Nacional para allanar la Asamblea Constituyente y cumplir con el mandato de Evo Morales de aprobar el reglamento de debates hasta este miércoles. Ante la posibilidad de hacerlo por imposición, como advirtieron en repetidos discursos el Presidente y Vicepresidente de la República, ayer se determinó agotar la vía de la concertación, por lo que intensificaron los acercamientos con la oposición.

La vicepresidenta de la bancada oficialista Mirtha Jiménez, ayer, se mostraba optimista de lograr acuerdos y sostuvo reuniones con los representantes de ASP, MOP, CN y AYRA, mientras tanto, Unidad Nacional negoció directamente con representantes del Ejecutivo y Samuel Doria Medina se reunió el domingo con el vicepresidente, Álvaro García Linera.

Tratarán de acercar las diferencias hasta hoy a las 10:00, cuando la directiva debe reunirse con los jefes de bancada antes de reinstalar la sesión a las 15:00.

De estos dos bloques (suman 30 representantes, con AS y MBL y podrían ser la llave del MAS a los dos tercios) los que más cerca están de llegar a acuerdos con el MAS son los miembros de UN. Así lo aseguró Ricardo Pol, que admitió negociaciones para establecer un sistema mixto de votación que dé la oportunidad al MAS de aprobar algunos artículos por mayoría absoluta y otros por dos tercios. Sin embargo, aún no existe una posición sobre qué temas son los más importantes que ameriten 170 votos para ser aprobados.

Otro discurso

Desde La Paz, en un tono conciliador y optimista, García Linera declaró que su partido aprobará un reglamento que combine mayorías y minorías. "Flexibilidad, tolerancia, es lo que ha exhibido de manera generosa el MAS que ha propuesto que los constituyentes reciban su salario por día trabajado, día que no van a trabajar día que no se paga salario, para mostrar éste compromiso de austeridad con la sociedad", dijo.

Sin embargo, para que el reglamento no sufra impugnaciones ante el Tribunal Constitucional es necesario que tenga el apoyo de al menos dos tercios de los votos. Y en eso son vitales los partidos minoritarios, que dieron un portazo al MAS la tarde de ayer. El problema es que el bloque de 19 constituyentes está conformado por cinco partidos que tienen criterios disímiles y prefirieron encontrar una posición de bloque antes de negociar con el oficialismo. Hoy, desde las 8:30 analizarán tres propuestas: mayoría absoluta (128 votos), tres quintos (152 votos) y dos tercios.

Mientras hay fuerzas que están a favor de plegarse al MAS, hay otras, como AYRA y MOP que apuestan por los tres quintos y otras como CN y AS que están por los dos tercios. "La semana regional sirvió para constatar que en el campo por los menos el 60 por ciento de la gente está de acuerdo con la mayoría absoluta. Sin embargo también constatamos que en los barrios las personas quieren los dos tercios. Hay que lograr un equilibrio", dijo René Muruchi, de AS. Las diferencia internas y con el MAS son tan grandes que incluso ponen en duda su asistencia a la reunión de jefes de bancadas, ya que consideran que todo se articula desde afuera.

Ayer por la tarde, circuló la versión de que el MNR había llegado a un acuerdo con el MAS, sin embargo, Guillermo Richter se encargó de desvirtuar la versión y aseguró que su partido busca propuestas para viabilizar la Constituyente pero en el marco de la ley de convocatoria y un gran pacto nacional. No descartó tener reuniones con el MAS para tratar de buscar salidas.

El que más lejos se encuentra del partido de Gobierno es Podemos. Gamal Serhan anunció pedirán que se retome el tratamiento del sistema de votación para aprobar el reglamento y que se respeten los dos tercios. En caso de que el MAS apruebe la consigna del Presidente y se decida allanar el camino con la mayoría absoluta, recurrirán a los tribunales.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...