16 septiembre 2006

Se necesita voluntad política para ceder posiciones y avanzar en la Constituyente

Las organizaciones políticas denominadas pequeñas exigen el cumplimiento de las normas legales, eso sigfica el respeto a los dos tercios en el sistema de votación. Si no hay acuerdos en la Asamblea el futuro del país es incierto y se pueden registrar protestas.

El asambleista de Podemos, Gamal Serhan considera que la única forma de salir del empantanamiento que se tiene en la Asamblea Constituyente, es teniendo voluntad política para ceder en la posición intransigente que tiene el Movimiento Al Socialismo (MAS), cuyos constituyentes insisten en la mayoría absoluta.

"Estoy seguro que si el MAS acepta que se puede concertar, las discusiones serán más ricas y se lograrían avances, por lo tanto podríamos construir la mejor Constitución Política del Estado que haya tenido Bolivia en su historía", sostuvo.

Para lograr ese objetivo se necesita, además, respeto a las normas legales que dieron paso a la Constituyente.

OPINION.- ¿Cómo ve usted la marcha de la Asamblea?

Gamal Serhan.- Siempre pensé que la Asamblea Constituyente era el tinku boliviano, era la posibilidad del encuentro de los bolivianos pero tenía dos salidas, una era que nos miráramos a los ojos y a partir de generar confianzas construyamos consensos.

La otra salida del tinku era que cuando no se generaba consensos se terminaría peleando a muerte, lamentablemente eso está sucediendo, la Asamblea está herida de muerte porque el Movimiento Al Socialismo (MAS) ha pretendido cambiar las reglas de juego bajo las cuales fue convocada la Constituyente, en un afán de imponer un proyecto totalitario que sólo busca a través de esta instancia legitimar un proyecto político.

O.- ¿Por qué considera que el MAS asume esa actitud?

GS.- Es que no le interesa compartir con ninguna fuerza política, pero lo peor es que nos está llevando a la profundización de las diferencias entre los bolivianos.

O.- ¿Qué puede suceder si no se encuentran acuerdos y consensos?

GS.- Es preocupante el futuro, porque si las cosas continúan igual o peor aún, como parece, se puede llegar a enfrentamientos entre bolivianos, la crisis puede desembocar en una guerra civil.

O.- ¿Por qué cree usted que la mayoría de bolivianos ven que la Asamblea es el escenario de una guerra entre el MAS y PODEMOS?

GS.- Lo que sucede es que la Asamblea Constituyente es por naturaleza el acontecimiento político mas importante, el trabajo de la Asamblea es redactar la Constitución Política del Estado, por lo tanto lo que se debe discutir son las visiones políticas.

Sin duda hay una suerte de confrontación entre la visión del MAS y PODEMOS, nosotros creemos que hay tres temas fundamentales que discutir, el primero es que la actual estructura del Estado no fue capaz de solucionar los problemas básicos del país y por eso se necesita una nueva estructura, en eso coinciden con los masistas, pero también se tiene que considerar que esa nueva estructura debe resolver dos problemas que son pobreza y desigualdad, si encaminamos a que todas nuestras acciones vayan a resolver esas dificultades, habremos dado un salto cuantitativo importante.

Ahora vemos que sólo hay una visión indigenista que reclama reivindicaciones de opresión, discriminación, entre otros, como si nosotros tuviéramos la culpa de esos hechos históricos.

Pretender borrar toda la historia de Bolivia es algo inconcebible.

O. ¿Por qué cree que los bolivianos están decepcionados de la Constituyente y ven con esceptisismo que se cumpla el objetivo planteado?

GS.- Principalmente porque tenían grandes esperanzas de que las cosas cambiarían en el país cuando comiencen a trabajar los constituyentes, eso se debe principalmente a que el MAS sobredimensionó la Asamblea en la campaña y cuando llegaron al gobierno hablaron que la Constituyente resolvería todos los problemas del país y no es cierto, porque la única obligación que tiene es de redactar un nuevo texto constitucional.

El solo hecho de tener una nueva Constitución no resuelve los problemas de Bolivia.

Hoy en el país tenemos miles de leyes, más de tres mil, suponiendo que la nueva Carta Magna obliga a adecuar las leyes y tomando sólo la mitad de normas legales, podemos ver que para adecuarlas se necesita por lo menos entre diez a quince años para adaptarlas en el país.

Los resultados no se verán de forma inmediata y las expectativas que se crearon sobre la gente, sobre todo por lo que votaron por el MAS, pensaron que automáticamente cambiarían las cosas.

O.- ¿Cómo superar el entrampamiento con el tema del sistema de votación en la aprobación del reglamento general?

GS.- El reglamento son las reglas de juego donde se desenvolverá la Asamblea Constituyente.

Se avanzó bastante, hemos construido todo el cuerpo, pero lo fundamental se llama dos tercios o mayoría absoluta.

El MAS quiere mayoría absoluta y nosotros dos tercios, porque así se convocó a la Constituyente, sino se considera eso veremos que los masistas solos harán la nueva Constitución Política y será para ellos, ya que las minorías no tendrán nada que ver.

Pretender que estemos presentes en la Asamblea para legitimar algo que lo harían sólo ellos, no tiene sentido.

Lamentablemente el esqueleto de la Constituyente es sin duda los dos tercios.

O.- ¿Por qué insistir tanto en los dos tercios y no ceder posiciones?

GS.- Los dos tercios para aprobar el Reglamento y los artículos de la Carta Magna, obliga al MAS a generar consensos.

La única fueza política que con dos tercios podría bloquear la Constituyente es el MAS, ninguna otra por sí sola tiene la capacidad técnicamente de eso.

En realidad quien está bloqueando la Constituyente es el MAS porque no tiene la capaclidad de lograr consensos.

O.- La crisis se ahonda y los días pasan, ¿por qué no deponen actitudes y logran acuerdos cediendo?

GS.- La única forma de avanzar y que los problemas se superen, es que el Presidente de la República y jefe del MAS, Evo Morales Aima cumpla la ley, no le estamos pidiendo negociar nada, porque no es un negocio simplemente es cuestión de ver si respeta o no la ley.

Sino respeta la ley todos los bolivianos haríamos lo que nos viene en gana, por ejemplo no pagaríamos impuestos.

No podemos olvidar que los asambleistas fuimos convocados a través de una Ley Especial de Convocatoria, si no la respetamos estaríamos desconociendo nuestra propia existencia.

Lo único que le pedimos al Presidente es que no atente contra la democracia y respete la ley que fue concertada por su Vicepresidente y que luego fue celebrada con una fiesta en Palacio de Gobierno.

El MAS debe ser sincero si ellos quieren trabajar la Constitución solos que lo digan, para que nos necesita para estar como floreros, mirones, entonces para que eligió Constituyentes si los masistas van hacer lo que quieren.

O.- ¿No van a ceder en la posición de dos tercios?

GS.- No, es una determinación de PODEMOS que no vamos a ceder ni un centímetro, con los principios y leyes no se negocian, los otros aspectos pueden ser discutidos.

Lamentablemente parece que en el MAS no están preparados y no saben que quieren, no quieren debatir nada, quieren que funcione el rodillo en todo lo que se hace en la Asamblea.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...