06 noviembre 2006

Plan plurinacional del MAS genera rechazo

CONSTITUYENTE Para la oposición, la posibilidad de cambiar las fronteras internas sería un atentado contra la nación boliviana

"Si el Movimiento Al Socialismo impone su proyecto de Estado plurinacional, haremos campaña por el No en el referéndum constituyente", dice Gamal Serham, de Poder Democrático y Social (Podemos).

Así como el carácter originario de la Asamblea crea un quiebre que provocará que las elecciones generales se celebren en 2008, la creación de un "Estado plurinacional con autonomías y descentralización administrativa y política" crearía un cambio inmediato en las fronteras internas de Bolivia. Para algunos voceros del MAS, incluir la estructura de varias autonomías ya implica una redistribución del territorio, pero ni siquiera toda la bancada masista está dispuesta a correr el riesgo de terminar con muchos más departamentos de los que hoy asoman. A saber, actualmente hay tres propuestas de nuevos departamentos: Chaco, Amazónico y el Norte de Potosí.

Sin embargo, hay otras propuestas embrionarias y la mayoría se focaliza en el departamento de Santa Cruz. Existe un manifiesto que pretende repartir el actual territorio cruceño entre el Chaco, la Chiquitania y unir Guarayos con Moxos. A ello se suma la intención de Yapacaní de convertirse en una TCO. Pero Santa Cruz no sería el único "afectado". La Paz tampoco se escapa indemne del nuevo mapa. Más allá de irse todo el norte paceño a la jurisdicción amazónica, la región altiplánica tampoco queda intacta con los planes de "nación aymara" del Consejo Nacional de Ayllus y Marcas del Qollasuyo. A ello se suma la explicación de Raúl Prada, que divide al país en tres mayorías: quechuas, aymaras y mestizos y 34 minorías originarias.

Sin embargo, estas propuestas no encuentran eco entre las fuerzas minoritarias de la Asamblea Constituyente. Para el potosino René Muruchi (AS), la propuesta de Estado plurinacional nació en Ecuador con el movimiento Pachakuti, que básicamente intentaba reponer el antiguo incario. Explica que tiene su génesis en teorías étnicas europeas que llevaron a los Balcanes a una guerra de secesión y que nunca apoyará un modelo tal para Bolivia.

Cambios sí, pero en el futuro

En una posición más pesimista, Gamal Serham, de Podemos, argumenta su propuesta de hacer campaña en contra de la nueva Constitución si se aplica el Estado Plurinacional: "es un atentado contra la nación boliviana, porque resulta que los pueblos indígenas y originarios pasarían a la categoría de nación y me pregunto: ¿qué pasa con el 85% de la nación boliviana que somos mestizos? ¿Dejamos de tener derechos sobre el territorio y los recursos naturales?".

Hay otros partidos, como UN y MNR, que ven la posibilidad de hacer cambios territoriales pero en el futuro lejano. Eduardo Yáñez (MNR) considera que se debe respetar la actual distribución al menos en los niveles departamental y municipal y que se debe ver cómo funciona el nuevo proceso para luego hacer evaluaciones en unos 20 años. Recuerda que la realidad boliviana es diversa y lo que funciona en occidente puede fracasar en oriente. "Tenemos hacer una constitución ágil que permita explotar potencialidades", dijo. Ricardo Pol (UN) aclara que su partido no apoyará ninguna irracionalidad que ponga en riesgo la unidad del país y coincide que con Yáñez que con el tiempo se pueden profundizar los procesos de descentralización.

TODOS EN CONTRA

Ricardo Cuevas (Camino Al Cambio) considera que la Asamblea no está para redibujar mapas y a lo sumo la nueva Constitución dirá qué tipos de territorios habrá (departamentos, provincias, municipios, cantones, demarcaciones indígenas, etc.). El tema ya saltó a las prefecturas y los gobiernos departamentales de Santa Cruz, Beni, Pando y Cochabamba se pronunciaron en contra de cualquier redistribución.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...