14 marzo 2007

El MAS quiere símbolos de mayor identidad nacional

El Movimiento al Socialismo (MAS) y sus aliados en la Asamblea Constituyente incluyen entre sus planes para la reforma constitucional el rediseño de los símbolos patrios, porque consideran que los vigentes no reflejan la esencia de la bolivianidad y, contrariamente, incorporan elementos que no tienen relación con la cultura nacional.
Contrariamente, el principal partido de oposición, Podemos, considera que los símbolos vigentes deberían mantenerse para evitar un posible escenario de confrontación en el país.
Actualmente se reconocen como símbolos nacionales el himno nacional, la escarapela, la bandera, el escudo, la ´kantuta tricolor´ y el ´patujú bandera´.
Para el MAS, según explicó el constituyente de este partido, Raúl Prada, lo más conveniente es cambiar los símbolos patrios. ´Un nuevo orden es un nuevo orden simbólico´, justificó, tras señalar que también es partidario de incluir la hoja de coca en el escudo y la wiphala entre los emblemas nacionales, además de otros elementos que representen al occidente y oriente del país.
El tema cobró fuerza ayer en Sucre, luego de que la Comisión de la Coca planteara, además de la despenalización del arbusto, que las ramas de laurel y olivo que aparecen en el actual escudo nacional sean cambiadas por ´la sagrada planta milenaria´.
Félix Cárdenas (CN), aliado del MAS y presidente de la Comisión de Visión País, explicó que propondrá el rediseño del escudo ´porque es totalmente colonial y muestra violencia, ya que tiene cañones, fusiles y hachas; tal vez en su momento correspondía porque se trataba de quienes usurparon el poder a la colonia de España, pero ahora no´.
Además, la Comisión de la Coca justifica la incorporación del arbusto en reemplazo de las ramas de olivo y laurel, argumentando que estos elementos representan a la cultura española y a la romana y no a la boliviana.
El 7 de diciembre de 2006, el comunicador visual Fernando Navia envió una carta a la presidenta de la Asamblea, Silvia Lazarte, pidiéndole tomar en cuenta sus sugerencias para el cambio del escudo nacional, argumentando que ´el actual escudo está formado por 12 elementos (llamadas figuras en el lenguaje heráldico) del periodo de dominación colonial y siete elementos andinos´ y que ´las diversas modificaciones al escudo de Bolivia, efectuadas por los presidentes de cada época, fueron decisiones arbitrarias y protagónicas, dando un sentido personalista y paternalista para dejar su huella histórica e ideológica para consumo de los bolivianos´.
El proyecto de Visión de País presentado por el MAS no menciona el detalle del cambio del escudo nacional, pero sí la necesidad de incorporar entre los símbolos patrios a la wiphala.
Al respecto, el constituyente Gamal Serham (Podemos) rechazó el cambio señalando que Bolivia nació a la vida republicana con los actuales emblemas. ´Los símbolos patrios deben ser ratificados porque es la garantía de preservar la unidad nacional; si introducimos otros (símbolos) estaríamos abriendo la puerta a la desintegración nacional´.
No obstante, el jefe de bancada de su partido en el Senado, Óscar Ortiz, opinó que el asunto podría discutirse, aunque tomando en cuenta a todo el país y no sólo a una u otra región, como en su criterio ocurre en el caso del pedido de incorporar hojas de coca en el escudo nacional. Serham también rechazó esta propuesta por considerar que representa sólo a una parte del país. Redacción central y Sucre
Un experto pide cambiar el escudo
La modificación del escudo nacional ya fue sugerida a la Asamblea Constituyente el 7 de diciembre de 2006 por el especialista en heráldica Fernando Navia.
Navia, comunicador visual de profesión, presentó una extensa argumentación para justificar la necesidad de realizar ajustes a este símbolo patrio. Por ejemplo, señala que el escudo vigente incluye 12 elementos de dominación colonial y sólo siete elementos andinos.
´En los 181 años de Independencia de Bolivia, todas las presidencias impusieron los escudos a voluntad expresa de los poderes dominantes y en ningún caso existió la voluntad y fuerza de conciencia para formalizar un símbolo auténtico, original y que refleje los valores de este país; al contrario, hay un aferramiento mental e ideológico que profundiza la dependencia simbólica de Bolivia´, reflexiona Navia en una carta enviada a la Asamblea.
Recuerda que ´en el caso del escudo de Bolivia, es un signo nacido en Europa, que se introdujo en América, junto a su instrumento semiótico, la heráldica, su fundamento histórico, ideológico y formal´. Agrega que escudos como los de La Paz, Potosí y Chuquisaca fueron definidos en España.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...