15 junio 2007

Asamblea encara tenso momento por pugna entre MAS y oposición

La calle se metió a la Asamblea Constituyente. Lo que hasta ayer había sucedido en las protestas que esta semana cercaron al Colegio Junín, ayer estalló en la Comisión Visión de País. Golpes, puñetazos y botellazos fueron repartidos por los representantes de Podemos en la Comisión Visión de País y en los pasillos de la Asamblea Constituyente. La principal fuerza de oposición tomó la decisión de realizar una protesta que al inicio estaba liderada por las mujeres. Así, primero ingresaron a la Comisión Tierra y Territorio, donde cuestionaron los actos del presidente, Carlos Romero, y la representante del MNR, Ana María Ruiz, a quien tildaron de traidora. Los constituyentes, acompañados por personal de la Asamblea, continuaron su marcha en medio de gritos, pitos y pancartas que exigían democracia. Pero donde todo estalló fue en Visión de País, donde el MAS y sus aliados aprobaron dos informes de comisión que dirimirán si el Estado será plurinacional o será una confederación de naciones. Allí, la Policía impidió el paso a la marcha podemista y se armó el enfrentamiento. Los efectivos armaron un cerco ante la puerta de la comisión y, al repeler a los marchistas, empujaron con sus laques al asambleísta Juan Carlos Velarde y a una representante beniana. Ahí comenzaron a repartirse puñetes. El cruceño Fernando Morales de un golpe tiró al piso a un policía y empujó a otro. Con ese impulso, los podemistas lograron abrirse camino, ayudados desde adentro por Manfredo Bravo, que abrió la puerta para permitir el ingreso de sus colegas.

Si afuera hubo problemas, lo de adentro fue casi incontenible. Primero intercambiaron insultos y hasta destrozaron una computadora en el forcejeo. Oscar Urquizu, Wilder Vaca, Juan Carlos Velarde, Gloria Rojas, Gloria Paz, entre varios otros, dirigieron sus gritos contra los oficialistas Raúl Prada, Rogelio Aguilar, Esperanza Huanca y Félix Cárdenas que aguantaron la turba. Les reprocharon haber aprobado dos informes de comisión similares y les advirtieron que deberán cambiar su posición o atenerse a las consecuencias.

A esas alturas ya se había desatado el escándalo. Gritos como "indios de mierda", "indias ignorantes", "narcotraficantes", "levantamanos", "cochinos" se escucharon en los pasillos del Junín y no faltaron las respuestas como "pongos de las transnacionales y de Tuto", "putas", "k'aras" e insultos en quechua. Cuando los ánimos parecían amenguar, la marcha siguió recorriendo el Colegio Junín al grito de "democracia". Pero pronto estalló otro conflicto en la Comisión Derechos, Deberes y Garantías. El tumulto irrumpió la reunión de la comisión y después de varios gritos y empujones también se llegó a los golpes. Romanella Cuellar (Podemos) golpeó con una botella llena con pequeñas piedras a Sabina Cuéllar (MAS) quien reaccionó con insultos. Gloria Paz repartió golpes e insultó a quien se le acercó, mientras que Carlos Aparicio (MAS) también ayudó a exacerbar los ánimos con gritos e insultos. A él se le cruzó Mauricio Paz, que había llegado para apaciguar los ánimos. Luego de un cruce verbal con Aparicio -que pertenece a la Comisión de Autonomías- Paz le acertó un golpe en la cara. El conflicto no terminó allí. Los policías buscaban a Juan Carlos Velarde y a Clover Paz, de Podemos, para arrestarlos, por provocar desorden y echar agua desde el segundo piso. Sin embargo, la intervención de Paz y Javier Limpias evitó que se los llevaran. Recordó que las sesiones de las comisiones son públicas y que los policías no tienen ningún derecho a impedir el paso a ningún ciudadano, menos a un constituyente.

Pero la labor de la Policía no sólo la cuestionó Podemos, sino también el primer vicepresidente, Roberto Aguilar (MAS), que dijo que se pedirá un informe de los hechos, ya que existen dos cuestionamientos a su labor. El primero referido a una denuncia de Néstor Durán (MOP), que dijo que un guardia no quiso prestarle seguridad en su comisión, cuando fue insultado por un ajeno a la Asamblea y, luego, por haber permitido que se genere violencia y no reaccionar oportunamente.

El comandante de la USPAC, Juan Manuel Quinteros, no quiso responder a la prensa; presentó su informe a la Directiva y al Comandante Departamental de la Policía.



CÁRDENAS DENUNCIA AMENAZAS DE MUERTE

Félix Cárdenas, presidente de la Comisión Visión de País, denunció que un asambleísta de Podemos lo amenazó de muerte, aunque no pudo precisar quién fue por el tumulto. "Quiero responsabilizar al señor Tuto Quiroga por si algo me llega a pasar", dijo. Aseguró, además, que Gamal Serham y Manfredo Bravo, ambos de Podemos, pidieron disculpas por lo sucedido. Bravo admitió que abrió las puertas, pero para pedir calma, y que todo se hubiera evitado si Cárdenas no hubiera dado órdenes de que no entre nadie. Bravo aseguró, además, que nadie amenazó de muerte a Cárdenas y que no se destruyó ninguna computadora, ya que él utilizó la máquina supuestamente destruida por Juan Carlos Velarde.

Por su parte, Román Loayza, jefe de bancada del MAS, lamentó los insultos a las asambleístas de polleras. "Les decían indias ignorantes. No puede ser que después de 500 años tengamos que seguir aguantando estos insultos", dijo. Por su parte, Marco Carrillo, vocero del MAS, dio a conocer una lista de asambleístas supuestamente involucrados en los hechos. Nombró a Oscar Urquizu, Sussy Sheroniff, Jaime Hurtado, María Gloria Paz, Wilder Vaca, Susana Campos, Zulema Arza y Carmen González. Aseguró que los ideólogos de la toma fueron Clóver Paz y Juan Carlos Velarde. Fernando Morales fue acusado de ofrecer pelea a todo el que se le cruzaba en frente. Además señaló que las asistentes Brenda Beltrán, Carmen Rosa Millares y Graciela Melgar también participaron de los hechos. A Melgar la acusan de haber echado agua desde el segundo piso de la Asamblea. Al respecto, Roberto Aguilar, primer vicepresidente de la Asamblea, aseguró que los asambleístas serán procesados mientras que los asistentes serán despedidos de inmediato.

Consultado al respecto, Mauricio Paz, segundo vicepresidente de la Asamblea, también pidió procesar a Miguel Peña (MAS), que fue denunciado por robar profilácticos en un supermercado sucrense. "Si comenzamos a procesar no quedará nadie", dijo. Tanto Paz como el cuarto secretario Willy Padilla (CN) aseguraron que la Directiva emitirá una carta llamando a retomar el diálogo, sin agresiones. El lunes se emitiría una resolución para que se respete la votación por mayoría absoluta como forma de aprobar los informes de comisiones.



No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...