03 julio 2007

De la mayoría absoluta a la mayoría chuta

Imprimir
Durante más de 7 meses la Asamblea Constituyente, se vio sumida en un debate que si el proyecto de nuevo texto constitucional debía aprobarse por dos tercios o por mayoría absoluta, debate que desde mi perspectiva ya había sido superado con la aprobación de la Ley Especial de Convocatoria a la Asamblea Constituyente;.

Pero veamos los antecedentes que originan dicho debate. El MAS tomo la decisión de encarar las elecciones de Constituyentes como un solo bloque con sus aliados; MSM en La Paz, MAR en Pando y en el caso de Cochabamba decidieron desdoblarse y usar la sigla del MBL para introducir a los militantes del MAS en sus listas. El objetivo de esta estrategia era demostrar al pueblo boliviano que a seis meses de gobierno, la popularidad de Evo Morales había subido, pero a pesar de que en campaña el MAS pregonaba que iba a lograr más del 70% de la votación nacional, el resultado fue que obtuvieron solo el 50 % que representaba el 54% de los curules en la Asamblea; es decir, no lograron los 2/3 (67%) que establecía la Ley para imponer un proyecto de Constitución a la medida del MAS.


A partir de esto, pretende declarar la Asamblea Constituyente como “originaria y plenipotenciaria” para de esa manera desconocer el marco legal del cual deriva la instalación de la misma y poder alterar las reglas del juego con la cual fue convocada.

¿Cual fue la intención en el fondo de imponer la mayoría absoluta? Eliminar la posibilidad que el debate al interior de la Plenaria de la Asamblea, alerte al pueblo boliviano sobre el proyecto de Constitución que el Movimiento al Socialismo pretende implementar en el país, callando la voz y el voto de muchos representantes nacionales, fundamentalmente los de la oposición.

Después que más de un millón y medio de personas movilizadas en más de cinco regiones en cabildos, más de cuatro mil personas en huelga de hambre a lo largo y ancho del país, y los cruentos enfrentamientos del 11/01 en Cochabamba con los resultados luctuosos que conocemos, se logro la victoria del imperio de la Ley.

Perdida la batalla de la mayoría absoluta, deciden a partir de una “estrategia política” migrar a la mayoría chuta, con el mismo propósito antes descrito. No es otra cosa, lo que ha sucedido en la Comisión Visión de País, donde el Movimiento al Socialismo decidió desdoblar sus votos y con la ayuda de sus aliados incondicionales, pretenden imponer la aprobación de un informe por “mayoría” (con 6 de 15 votos) y otro por “minoría” (con 5 de 15 votos), eliminando el verdadero informe de minoría firmado por tres constituyente de PODEMOS, uno de MNR-FRI y uno de UN (Jorge Lazarte), al cual dicho de paso se le impidió el derecho de votar.

Esto lo único que demuestra es la incapacidad del MAS, de gobernar respetando la reglas del juego que establece un Estado de Derecho, un Estado Democrático, y devela los aires dictatoriales caribeños que contagian a Evo Morales, olvidando el profundo sentido democrático que el pueblo boliviano ha defendido.

Es una pena, que pretendan imponernos un proyecto político atropellando los derechos de millones de bolivianos, sin que cuando menos tengamos el derecho de debatir los temas de fondo y de esa manera sea el soberano; el pueblo, el que a fin de cuentas decida a cual tipo modelo de Estado se adscribe, en democracia.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...