15 agosto 2007

Partidos hablan de suspender la Constituyente

El estancamiento de la Asamblea Constituyente por el conflicto de la demanda de capitalidad plena abre el camino para suspender el trabajo por un tiempo y retornar sólo para aprobar los artículos de la nueva Constitución, según coincidieron ayer asambleístas de distintos partidos en Sucre.

La incomodidad por el entrabamiento de la Asamblea, que tiene a los recintos prácticamente vacíos, caló hondo en los constituyentes y algunos comenzaron a cuestionarse ante los medios de comunicación por cobrar salarios sin trabajar. Los moderados propusieron una pausa y los radicales sugirieron el cierre.


El jefe de bancada del MAS, Román Loayza, declaró a radio Erbol que varios asambleístas de su partido plantearon el cierre del foro ante el riesgo de un enfrentamiento como consecuencia de las discrepancias sobre el tema de la capitalidad plena.

“Ya no podemos engañar al pueblo boliviano no trabajando y cobrando una remuneración. Si no se flexibilizan estas posiciones, lamentablemente tenemos que pensar, yo creo, en declarar una Preconstituyente”, declaró por su parte a La Razón el asambleísta potosino Víctor Borda (MAS), quien junto a otros nueve influyentes constituyentes de su partido conforma la comisión técnico jurídica que está encargada de redactar la propuesta de Constitución Política del Estado.

Coincidió en que esta posición es compartida por un sector del MAS. “Si esto no arranca en un plazo de una semana como máximo, creo que de manera oficial lo vamos a plantear en base a estos argumentos”, enfatizó, tras señalar que “estamos en un jaque, tenemos una sola movida; si movemos mal, nos va a ir con el jaque mate definitivo”.

Ricardo Cuevas (MAS) opinó que, a este paso, lo conveniente sería declarar un receso hasta solucionar los problemas.

En Podemos, otro grupo de asambleístas aceptaría la opción de declarar una pausa en la Constituyente. Manfredo Bravo (Santa Cruz) dijo que esto sería positivo “si eso va a hacer que el proceso se aliviane, (que) haya posibilidades de crear nuevos escenarios para la concertación”.

Gamal Serhan (Cochabamba) identificó a sus colegas que estarían en este rumbo como “algunos constituyentes de Santa Cruz, que votaron por el no a la ampliación (de la Asamblea) y que responden a la línea institucional cívica y autonomista”.

Por su parte, su colega Ricardo Pol (UN) declaró a un canal de televisión que “la Constituyente debe establecer una pausa para tratar de solucionar los problemas, sin que corran plazos fatales ni nada por el estilo, y obviamente que solucionen el tema de las regiones y que los constituyentes no estemos ganando dinero sin hacer nada; pero no es por nuestra voluntad, es por razones externas”.

Roberto Vaca (MNR) declaró a La Razón que “personalmente no estoy de acuerdo con la ampliación, yo creo que debió concluir el trabajo de la Asamblea Constituyente el 6 de agosto y, para ampliarla, se debió convocar a una nueva elección de constituyentes”. Agregó: “Nosotros, los asambleístas, hemos podido ser ciudadanos muy bien vistos; pero, a partir de esta ampliación del Congreso, hemos pasado a ser ciudadanos de segunda”.

El primero en plantear un receso de la Asamblea fue el independiente Jorge Lazarte, quien propuso suspender el trabajo durante seis meses y, luego de allanar el camino, retornar para la aprobación del nuevo texto constitucional que debe redactarse e esta capital.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...