04 julio 2008

La inminente guerra civil ha comenzado

Desde hace tiempo atrás los rumores de una posible guerra civil en Bolivia han sido persistentes. Pero déjenme contarles una mala noticia; la guerra civil ya ha comenzado. No es una guerra civil tradicional, no existen bandos vestidos unos de azul y otros de rojo. Es una confrontación cuerpo a cuerpo, boliviano contra boliviano, a partir de intereses sectoriales principalmente promovidos lamentablemente por un exceso de ofertas irresponsables que han generado una hiperinflación de expectativas.

Comenzó con la guerra del agua el año 2000 cuando el gobierno de turno quiso engañar al pueblo cochabambino, buscando una y otra vez mantener a Aguas del Tunari como operadora de agua y alcantarillado. Otro gobierno ciego, sordo y mentiroso, quiso en febrero del 2003 imponer un impuestazo, que derivo en el enfrentamiento entre dos instituciones armadas por la lucha de soberbias de dos ministros. De llapa en octubre el mismo “gonibierno” con una coalición partidaria reforzada decidió salir a las calles, a callar a un pueblo a balas, lo cual derivo –como todos sabemos- en la posesión de un egocéntrico Presidente que creo artificialmente una confrontación oriente vs occidente, a través de un discurso demagógico, negándose a promulgar la nueva Ley 3058 de Hidrocarburos con la cual ahora sus aliados se llenan la boca de “nacionalización de los hidrocarburos”, profundizando la crisis del Estado Boliviano, desembocando en las elecciones generales anticipadas en diciembre del 2005, con la contundente victoria del MAS producto del agotamiento del pueblo boliviano de tanto prebendalismo, cuoteo y cuateo, ineficiencia y corrupción en la administración de los gobiernos de turno, y de tener a todo el pueblo como prisioneros de esta guerra entre paros y huelgas por todo, a título de legitimas e ilegitimas reivindicaciones sectoriales.

Nos prometieron cambio y lo único que ha cambiado es la cara del déspota, con sed de revancha, en una suerte de ajuste de cuentas que ha generado MAS odio, MAS mentiras, MAS intolerancia, MAS discriminación, MAS división. Huanuni, Yapacani, San Julian, Cochabamba, Yacuiba y vamos una treintena de BOLIVIANOS muertos a partir de incentivar la confrontación, primero entre mineros, después entre campesinos y colonizadores, luego entre citadinos y campesinos, ahora entre policías y después entre quienes MAS sera?

Ahora pretenden usar a la Asamblea Constituyente para consolidar su Coloniaje Aymara sobre el resto del país, a título del “Estado Plurinacional” y de 34 Pueblos Indígenas y Originarios que cuya población no llega a más del 3% del total, “dotándoles de autogobierno, dominio originario de todos los recursos naturales y de su propia justicia comunitaria” cumpliendo así el objetivo por el cual fue creado el Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), buscando el reordenamiento territorial del país “reconstituyendo el territorio ancestral de las naciones originarias y pueblos indígenas” llevándonos de manera irresponsable al enfrentamiento entre bolivianos, muchos de los cuales creen inocentemente que esto resolverá los problemas de exclusión, pobreza y desigualdad.

Desconociendo además, la voluntad del soberano de cuando menos cuatro regiones que exigen la descentralización a través de la implementación de un régimen autonómico departamental, decisión que de no ser respetada podría ser el principio del fin.

Como nunca los ánimos están caldeados, y la violencia se ha convertido en la práctica cotidiana para resolver las diferencias entre los bolivianos, así que la guerra civil ya ha comenzado y solo nos queda pedirle a Dios ilumine a nuestros dirigentes para parar esta guerra inútil que lo único que causa es dolor y luto en la familia boliviana.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...