13 abril 2011

Cortinas de humo

Mientras el país se debate entre la escasez de productos alimenticios, el alza generalizada de todos los precios, la demanda de un incremento adecuado a la canasta básica familiar por parte de los asalariados, el tarifazo del transporte y el escándalo del general de la policía encargado de la inteligencia del Ministerio de Gobierno vinculado a redes de narcotráfico, el gobierno trata de poner cuanta cortina de humo se le pueda ocurrir.

El 23 de marzo el presidente Morales, veinticuatro horas después de haber dado unas declaraciones a la prensa escrita chilena dio un giro inesperado y adviertio con acudir a organismos internacionales para que Bolivia reivindique la legitima aspiración de una salida soberana al mar. Hábilmente – como lo hicieron otros gobernantes de turno- presionado por los problemas internos nos ha introducido en una discusión a todo el país sobre ¿cuál debe ser la política exterior en relación al tema marítimo?. Recurriendo a este sentimiento de cada boliviano, pretende recuperar su popularidad tan venida a menos en los últimos tres meses desde su fracasado gasolinazo.

También, de manera inesperada decidieron desempolvar los juicios a los ex Presidentes Jorge Tuto Quiroga y Carlos Mesa, por la firma de contratos “lesivos” contra el Estado con las petroleras transnacionales.

A Tuto se lo acusa de haber firmado 4 contratos de exploRación que debieron –según la parte acusatoria- haber sido aprobados por el Congreso y por daño económico al Estado. La antigua y actual Constitución establece que los contratos de exploTación deben ser refrendados por el legislativo para tener valor legal. En ninguno de esos contratos el Estado erogo un solo centavo y no se extrajo ni una sola gota de gas o petróleo (pues solo buscan determinar la existencia o no de hidrocarburos). Todos los contratos fueron firmados por el Presidente de YPFB como correspondía, no así por el ex Presidente Quiroga.

Al segundo se lo acusa de haber firmado un contrato por el campo Montecristo que fue concedido a la empresa Chaco S.A. en 1996, como producto de la licitación pública internacional que ésta ganó en el proceso de capitalización de 1994, mismo que fue firmado el presidente de YPFB Jaime Barrenechea el 9 de febrero de 2004, después de varios reclamos de regularización de dicha empresa.

Lo magistral del caso es que todos los contratos, fueron “adecuados” por el Presidente Morales a través de Leyes promulgadas el 23 de abril de 2007, donde se respeta el campo, la empresa petrolera y el plazo de explotación o exploración.

Por si esto fuera insuficiente, tuvo lugar la visita del Jefecito Chavez para disque firmar importantes acuerdos bilaterales. Lo único cierto es que no quiso asumir posición respecto a nuestra demanda marítima y que les llamo la atención a los ministros de Evo porque el ALBA no termina de amanecer hasta ahora.

Lo cierto es que a pesar de estas cortinas de humo, esta semana comenzaron nuevamente las movilizaciones de una COB cuyos dirigentes han tenido que enfrentarse al gobierno por la presión de sus bases que ya no se tragan el cuento del cambio.

No nos extrañe que ahora que se viene la semana santa, tengamos a un Presidente cual beata en reflexión pidiendo unidad al pueblo para tirar otra cortinita de humo más. El pueblo ya no solo quiere circo, también pide pan.

1 comentario:

Jorge Bessudo dijo...

a como la economía se ve en México, preparen sus guardados, para poder aguantar lo que les viene.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...