16 junio 2011

ALBA, la Perla Negra de Chavez


La Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA – TCP) fue una iniciativa promovida por Venezuela y Cuba. Fue creado como contrapartida al ALCA (Acuerdo de Libre Comercio de las Américas), por considerar que “la integración neoliberal prioriza la liberalización del comercio y las inversiones” y se ha convertido en la Perla Negra de “Jack Sparrow” Chavez.

Está integrada por Venezuela y Cuba (Diciembre 2004), Bolivia (abril 2006), Nicaragua (2007), Dominica (enero de 2008), Honduras (2008 aunque en enero de 2010 se retiró), San Vicente y las Granadinas (abril de 2009), Antigua y Barbuda (junio 2009) y Ecuador (junio 2009).

Todas sus iniciativas han sido financiadas por el Gobierno Bolivariano de Venezuela; con dinero proveniente de los precios altos del petróleo, subempleando al Estado Cubano a través de programas de educación y salud, y comprando - con crudo venezolano subvencionado- los votos de los pequeños países del Caribe en los organismos multilaterales (OEA y ONU principalmente).

En Bolivia, se ha financiado el programa de erradicación del analfabetismo con la utilización del método pedagógico cubano “Yo sí puedo”. Programa, que ha sido utilizado solo para el adoctrinamiento político so pretexto de enseñarles a escribir su nombre, sin saber si quiera lo que están escribiendo.

Según el periódico Granma “los médicos cubanos atendieron a unos tres millones de enfermos en alrededor de un año, o sea, el 30% de la población” boliviana, a pesar que los colegios de médicos han realizado muchas denuncias respecto a las constantes “malas praxis” de los cubanos; que en su mayoría son simplemente técnicos en medicina (con 1 o 2 años de estudios), y que en un país donde lo que falta son fuentes de empleo, se emplea a extranjeros de dudosa idoneidad.

Para compensar la pérdida de las preferencias comerciales otorgadas por los EE.UU. a través del programa ATPDEA (por sus siglas en inglés), y haber quedado fuera de las negociaciones del Acuerdo de Asociación (AdA) entre la Unión Europea (UE) y los miembros de la Comunidad Andina, en el marco del ALBA se ha pretendido crear empresas grannacionales –en sustitución de las trasnacionales- de producción de alimentos (maíz amarillo, soya, arroz y papa), de manufactura, una planta binacional de tejidos, y para la fabricación de pilas y baterías de litio.

En Santa Cruz se ha inaugurado la Escuela de Defensa y Soberanía del ALBA, que tiene por objetivo formar a militares, civiles, campesinos e indígenas en la nueva doctrina “antiimperialista”, asesorados justamente por el Gobierno de Irán, confirmando la información que Venezuela tiene presencia, virtualmente, en casi todas las bases militares bolivianas y se ha utilizado aviones de PDVSA que transportan dinero y armamento vía el aeropuerto de Chimore.

El ALBA solo tuvo, tiene y tendrá un objetivo geo-político: impedir una alianza estratégica entre Petrobras y Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), que nos hubiese permitido convertirnos en el centro energético del Cono Sur. Para esto, se ha creado PetroAndina (alianza entre PDVSA y YPFB) como Caballo de Troya aumentando la dependencia de los hidrocarburos importados, evitando la exploración de nuevos campos, la industrialización de nuestros hidrocarburos, el hierro del mutún y el litio, que competirían en extraordinarias condiciones con el petróleo venezolano, poniendo en riesgo la influencia política del petropirata del caribe.

Perla negra seguirá surcando en los mares de los países pobres, mientras la ignorancia la gobierne y no aparezca “La Venganza de la Reina Ana” y lo logre hundir y atraparlo en una botella que es donde pertenece.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...