11 enero 2012

Otra cosa es con guitarra

Cuando Evo Morales nos presento a Edmundo Novillo y Edwin Castellanos para ser candidatos; uno para la Gobernación y el otro para la Alcaldía, nos dijo que había elegido a los mejores hombres para gobernar Cochabamba.

En el caso de Novillo, todos sabíamos que el ex Presidente la Cámara de Diputados en la primera gestión de Morales, era un hombre cercano al Presidente por lo que su candidatura no sorprendió a casi nadie. La sorpresa fue sin duda que un músico talentoso como Castellanos haya sido elegido para ser candidato en una de las plazas donde la disputa política seria dura para el Movimiento al Socialismo. Recuerdo todavía al mismo Evo haciendo campaña en un spot televisivo al pie de Cristo de la Concordia presentando a su diestra y a su siniestra a estos dos candidatos.

A más de un año y medio los resultados han sido desastrosos en ambos casos. Cochabamba que debería ser la hija predilecta del Presidente Morales, ya que es su cuna política, no solo no ha avanzado sino que ha retrocedido como nunca.

La vara con la que sería medido Novillo de por si era alta, pues mas allá de los Prefectos interinos Rafael Puente y Jorge Ledezma -que estuvieron 20 meses- cuya gestión dejo mucho que desear, el Prefecto Manfred Reyes Villa había demostrado un dinamismo propio de él en sus gestiones como Alcalde del Cercado, intentando desde ahí construir su segunda candidatura presidencial.

En cambio, para Castellanos la vara era pequeña. Todos coincidíamos que cualquiera que sustituyera al Alcalde Chaly Terceros lo haría mejor. Su gestión había sido tan ineficiente que era muy difícil superar dicha incompetencia. En ambos casos, tanto Novillo como Castellanos, han demostrado una total ineptitud no solo para gestionar más y mejores recursos para Cochabamba, sino para ejecutar los recursos con los que ambos cuentan por ley.

En su primer año de gestión, ambos no superaron el 50% de ejecución presupuestaria, y no dudaron en justificar este desastre -en coro- echandole la culpa a la transición de gestión. No hay que olvidar que Novillo sustituía a Ledezma; ambos del Movimiento al Socialismo, y Castellanos sustituía a Terceros, socio del partido de gobierno no solo en el Gobierno Municipal, sino en cuanto proceso electoral sucedió durante el periodo comprendido entre el 2004-2010.

Su segundo año de gestión ha concluido y los resultados siguen siendo los mismos. Ambos bordean el 50% de ejecución presupuestaria, y sin movérseles un pelo no han dudado en salir a celebrar el esfuerzo de sus equipos técnicos por semejante logro. Cochabamba, definitivamente no se merece este tipo de autoridades.

En el desquite ya se aplazaron y tienen un año más para el re-desquite, pues en diciembre; cumplido la mitad de su periodo de mandato constitucional, se abre la posibilidad de impulsar el Referéndum Revocatorio de las autoridades electas por el voto ciudadano.

Para hacer efectiva dicha iniciativa popular se deben cumplir las siguientes dos condiciones establecidas en el artículo 31 de la Ley 026: "a) El número de votos válidos emitidos a favor de la revocatoria (casilla SÍ) es superior al número de votos válidos emitidos en contra (casilla NO); y b) El número y el porcentaje de votos válidos a favor de la revocatoria (casilla Sí) es superior al número y el porcentaje de votos válidos con los que fue elegida la autoridad".

Habrá que considerar esta trampita, para decidir con rigor matemático que iniciativa impulsamos los estantes y habitantes Cochabambinos, yo apostare por la Revocatoria del Alcalde Castellanos.

Lo cierto es que otra cosa es con guitarra ¿no Edwin?.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...