08 marzo 2012

Presidente de los Cocaleros

Desde que Evo Morales asumió la primera magistratura del país, varios fueron los reclamos de muchos que creíamos que debía renunciar a la Presidencia de las 6 Federación de Productores de Hoja de Coca del Chapare. Pero ninguna de estas peticiones fueron escuchadas por el. El argumento es sencillo, para poder gobernar a favor de todos los bolivianos tenía que dejar de ser Presidente de solo un sector.

El último informe de monitoreo de cocales de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (ONUDD) en Bolivia reporto que existen 31,000 hectáreas de coca, 19,000 hectáreas más de lo permitido por la Ley 1008 del Régimen de la Coca y de Sustancias Controladas.

Es claro que este incremento de la producción de hoja de coca, se debe a la protección que el gobierno nacional ha desarrollado sobre los productores de coca, en especial, los del Trópico del Chapare, base fundamental del Movimiento al Socialismo.

El mismo informe revelo que el 93,53% de la coca que se produce por las 6 Federaciones de las cuales es Presidente Morales no se comercializa por el mercado legal, es decir; se destina al narcotráfico.

Esta claro que es imposible que dejar a los ratones cuidandoel queso, pero ¿que se hace cuando el Presidente del país, es el Presidente de los ratones?

La guerra por el TIPNIS, tiene un ingrediente especial por el cual Morales ha decidido meter toda la carne al asador para “si o si” construir la carretera que atraviesa el corazón de este territorio. Los cocaleros del chapare han agotado sus tierras y necesitan tierras vírgenes donde ampliar su frontera agrícola para dicho cometido, y parece que Evo les ofreció “la tierra prometida” a sus fieles, demostrando una vez más que no es Presidente de los bolivianos, sino simplemente del sector más duro de sus movimientos sociales que lo llevaron al gobierno.

La aprobación de la Ley 180 de Protección (e intangibilidad) del TIPNIS, puso en jaque al Presidente de los Cocaleros, quien rápidamente borro con el codo lo que escribió con la mano aprobando la Ley 222 de Consulta Previa en el TIPNIS.

La causa de la coca, no solo ha marcado la agenda política nacional, sino que además ha desplazado a la única política de Estado que ha tenido el país, la defensa de una salida soberana al mar Pacífico.

El 1 de julio de 2011, Bolivia anunció su retiro de la Convención Única sobre Estupefacientes de 1961 de la ONU; conocida como Convención de Viena, medida que se haría efectiva el 1 de enero de 2012.

Antes de que se cumpla ese plazo, el 31 de noviembre de 2011, el gobierno de Morales envío a la ONU una nota de adhesión y reserva, señalando que el requisito de la Convención que establece que “la masticación de hoja de coca debe ser abolida” es incompatible con lo establecido por el artículo 384 de la nueva Constitución.

Ahora ha señalado que el 12 de marzo, viajará junto a un grupo de cocaleros a Viena, para defender el uso legal de la hoja de coca en este foro internacional.

Evo no fue, no es y no será Presidente de los bolivianos, fue, es y seguirá siendo Presidente de los Cocaleros.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...